El Entorno

Villarejo de Fuentes

En sus orígenes, Villarejo de Fuentes fue llamado Fuentes y se encontraba situado junto al río Záncara, a 6 Kilómetros de su ubicación actual. Además se vio favorecido por pertenecer al Marquesado de Villena. Gracias al convento colegio de novicios de jesuitas, fundado a finales del siglo XVI, Villarejo se convierte en una de las villas más importantes de la comarca.

Un entorno natural de gran belleza

Provisto de todo tipo de servicios

Restaurantes

Farmacia

Parque infantil

Tiendas de alimentación

Centro de salud

Piscina

Gastronomía

Muy nuestra

El tesoro gastronómico de Cuenca no puede ser otra cosa que auténtico. Su exquisito clima y su geografía tan variada, dan a lugar una tradición culinaria sin duda muy rica en sabores y formas, apoyada en las carnes de caza, la exquisita Miel de la Alcarria, el queso manchego, y por supuesto, un producto prácticamente indisoluble con la región como lo es el ajo. Estos son los platos conquenses más representativos.

Ajoarriero

En el pasado, los incansables arrieros se encargaron de dar vida a esta receta tan exquisita, una que aún hoy conserva su predilección entre los habitantes conquenses. Se cree que los comerciantes y posaderos de la región utilizaban el ajo para conservar los alimentos, pero en poco tiempo, la mezcla tan deliciosa de huevo, aceite, patatas y ajo, dio lugar a una especie de pasta o “paté” capaz de ensalzar el sabor de algunos platos representativos como el bacalao al ajoarriero, calabacines rellenos de ajoarriero, canelones, o mariscos (ajoarriero con langosta). Del mismo modo, este puré suele consumirse a modo de tapa con tostas y un buen vino. Sin duda, toda una delicia.

Morteruelo

Pan rallado, especies y jamón, son algunos de los ingredientes esenciales dentro de esta receta tan exclusiva, aunque su protagonista principal es el hígado de cerdo. Combinado además con otras aves de caza menor como la codorniz, la perdiz o la liebre, el morteruelo es uno de esos platos que no podríamos dejar de probar a nuestro paso por Cuenca. Para prepararlo, los locales cuecen en una olla todos los ingredientes, para luego triturarlos en un mortero (de ahí el nombre de morteruelo). En conclusión, una pasta capaz de seducir nuestro paladar del modo más auténtico posible. Además, este plato, que data del siglo XI (los habitantes de Cuenca lo almacenaban bajo la nieve para utilizarlo a lo largo del invierno), puede ser preparado de formas muy diversas, por lo que nunca probaremos la misma receta dos veces.

Fiestas & Celebraciones

Tradicionales
Cristo de los Pastores

El Cristo de los Pastores, cuya fecha de celebración es el domingo de Pentecostés, 50 días después del Domingo de Resurrección. La fiesta abarca, generalmente, de viernes a martes o miércoles. Durante los últimos años, la madrugada del viernes al sábado acoge un tradicional encierro de vacas/novillos que se repite el sábado a media tarde. El domingo, los villarejeños marchan en procesión con la imagen del Cristo, asentándolo en la Plaza Mayor donde se realiza la tradicional subasta, donde se adquieren productos gastronómicos y decorativos (como jarras y platos con motivos diversos).

El lunes, el Cristo marcha acompañado de la Virgen de Fuentes, patrona del municipio, realizándose una segunda y última subasta.

El martes, el pueblo degusta de «caldereta» de vaca que todos pueden disfrutar. Otras actividades incluyen juegos infantiles, juegos populares, actividades deportivas, misas y eventos religiosos. Además, diversos grupos musicales actúan las noches del viernes, sábado, domingo, lunes y martes.

Virgen de las Fuentes

La festividad de la Virgen de Fuentes (del 5 al 8 de septiembre), cuyo día grande es el 8. Como es tradición, la patrona de la Virgen de Fuentes es llevada en romería desde el pueblo hasta la Ermita de Fuentes, situada en el antiguo emplazamiento del pueblo. Una vez allí, se celebra misa y una comida con familiares o amigos.

Banda de música

La Asociación Musical «Nuestra Señora de Fuentes» se creó el 5 de febrero de 1986. En enero de 1987 se compraron los instrumentos y el 19 de marzo de 1989 hizo su presentación oficial bajo la dirección de Jaime Charco Izquierdo. Desde entonces, sus actuaciones han recorrido la geografía castellanomanchega. En Cuenca, su presencia en la Semana Santa suele ser muy habitual, así como en otros barrios y municipios conquenses.

Turismo

Cerca de Villarejo de Fuentes
Monasterio de Uclés

El monasterio se halla en la cúspide de un cerro, a cuyos pies, al este, se despliega la localidad de Uclés. El monasterio forma parte de un gran conjunto de edificaciones construidas durante diferentes periodos históricos, iniciándose durante la dominación musulmana, alcanzando su plenitud como fortaleza durante su posesión por parte de la Orden de Santiago, de la que eran su casa más importante, y adquiriendo su aspecto actual una vez terminada la Reconquista. El monasterio fue declarado Monumento Nacional el 3 de junio de 1931.

Parque Arqueológico de Segóbriga

Esta grandeza ha permitido que aún hoy queden importantes y bien conservados restos que acercan Roma a la época actual y la posibilidad de ser testigos de la potencia cultural del imperio

Son visitables el acueducto, las necrópolis, la ciudad, el teatro, la muralla y puerta principal, el criptopórtico del foro, las termas del teatro, la basílica, el foro, el aula basilical, las termas monumentales, la acrópolis, la casa del procurador minero, el anfiteatro, el circo y la basílica visigoda.
Su recorrido es hoy una deuda para el viajero, que le permitirá sumergirse en las raíces de un imperio que se construye también en la meseta manchega.

Cuenca

A unos 80 km de distancia podremos visitar Cuenca. Pasear por sus calles y observar las casas colgantes o bien la conocida Cidudad Encantada.

Cuenca desafía la ley de la gravedad al asomarse con sus Casas Colgadas a las hoces del Júcar y del Huécar.

Ruta de las caras

Las Caras de Buendia por definición, es un paraje formado por pinares y rocas areniscas del Pantano de Buendia en el que se encuentran esculpidas unas 18 esculturas y bajo relieves de 1 a 8 metros de altura por varios autores. Estas esculturas tienen un carácter místico – religioso entrando en el contexto natural como esculturas frontales, hieráticas, estáticas y alegóricas totalmente integradas en la roca arenisca, tipica del Egipto Faraonico